“Qué hacemos, le negamos a la mujer la posibilidad de practicar karate” De Vicky Márquezel escrito anterior fue impreso en la 3ª Edición de 1982.

Les queremos presentar un fragmento de la tesis de Cinta Negra de Vicky Márquez, hija del Profesor Antonio Márquez López CN 10º Dan

Con gran tristeza hemos comprobado que la mujer casi siempre en México para cualquier acto de karate, se le ha tomado como complemento, como adorno, o como auxiliar para trabajos intrascendentes. Y cabe preguntar si hay alguien que pueda, con verdadero conocimiento explicar  ¿por qué la mujer no puede tener la importancia que se merece en el Karate?

Debemos darnos cuenta que los mismos o quizás más beneficios son los que obtienen la mujer, dado que la superación física y mental, que logra abarcar la defensa personal que siempre le había sido encargada al esposo, al hermano, al novio, al padre, o al ocasional defensor de la supuesta debilidad de la mujer. Sería innumerable contar los beneficios que se obtienen y quizás me quedaría corta con mis apreciaciones, y quiero proponer algo…

Podrían las damas presentes en los 30 segundos que voy a guardar silencio, pensar verdaderamente, que las ha detenido para meterse a practicar el Karate. Y lograr ser mejores mujeres…

[…] Ahora bien sería conveniente recapacitar que si todos quieren que las mujeres seamos elegantes, bien formadas, saludables, graciosas e interesantemente femeninas, no es posible que esto lo logremos con una clasecita de gimnasia por televisión o agachándonos a barrer debajo de una cama.

[…] Hemos visto que con gran satisfacción en diferentes viajes de E. E. U. U. que allá la mujer destaca y tiene un lugar importante al igual que el hombre, y se le reconoce capacidad organizativa, en combate técnica y eso ha llevado a la mujer estadounidense a lograr una alta calidad, y un prestigio reconocido mundialmente.

[…] Ha sido necesario tener que ir a competir a lugares tan lejanos como Lousiana, Texas, etc. …Para encontrar alguien que quiera medir su Karate con nosotras, disputando hermosos trofeos; y es lamentable que existiendo en México, diferentes escuelas que cuentan con alumnos de diferentes graduaciones no sea posible organizar un torneo de damas que consideramos habernos ganado por lo que hemos luchado como punta de lanza para abrir el camino a otras mujeres que esperan su turno para incursionar dentro del Karate.

 

El escrito anterior fue impreso en la 3ª Edición de 1982. Hoy en el año 2012, 30 años después ¿Creé usted que las cosas han cambiado?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close