5 lecciones que puedes aprender de Karate Kid

unnamed-1“Primero aprender a caminar. Después, aprender a volar. Regla de naturaleza. No mía.” – Sr. Miyagi

Los niños de hace 30 años vieron por primera vez la película original Karate Kid y la convirtieron instantáneamente en un clásico. Y frases de la película (como la que encabeza este artículo) se volvieron icónicas. Si te gustan ese tipo de dichos llenos de sabiduría, te recomiendo que leas otras frases de superación personal inspiradoras en Gananci.

Durante Halloween y carnavales, muchos niños fans de la película se disfrazaron de ninjas y karatekas. Los jóvenes de esa generación se abalanzaron a los dojos de karate. Muchos de ellos crecieron para convertirse en los “sensei” que le enseñan a una nueva generación, el amor por las artes marciales. En fin, todo un fenómeno cultural.

Después de todo, las lecciones de la película no solamente provienen de la singular época en la que fue concebida, sino de las lecciones de este arte marcial milenario y por lo tanto pueden ser aplicadas por cualquier adulto o niño de esta época moderna:

  1. Nada que valga la pena obtener se logra con facilidad y algunas veces el camino que sigue tu vida no irá acorde a tus planes.

En la película, Daniel (el protagonista) queda marginado y sin amigos después de sufrir varias palizas por parte de los miembros de Cobra-Kai (los matones del pueblo).

Sin embargo, su voluntad permanece inquebrantable y es esa fortaleza lo que hacer que Ali (la chica linda que se convertirá en su interés romántico) se sienta atraída hacia él. Lo que él no sabe, es que es esta adversidad la que lo coloca en el camino hacia la grandeza del Karate y si, el eventualmente se queda con la chica.

Lección aprendida: algunas veces, la hora más obscura de nuestras vidas termina siendo una bendición. ¿Ulises se hubiera convertido en un gran héroe de la mitología Griega sin su Odisea? ¿Qué sería de Harry Potter sin Voldemort como su antagonista a vencer? ¿Dónde estaría Luke Skywalker sin la amenaza constante de Darth Vader?

Hay muchas cosas en nuestra vida que están fuera de nuestro control; por lo tanto estos caminos imprevistos pueden llevarnos a la grandeza si logramos superar las adversidades que se nos van presentando. Todo puede ser una suerte o una desgracia, depende de lo que venga después.

  1. Encuentra a un buen mentor y aprende de él con una mentalidad de humildad.

Durante una brutal golpiza a manos de los seis miembros de Cobra Kai, Daniel es salvado de manera inesperada por el Sr. Miyagi, que se deshace de los seis abusivos con mucha facilidad. Se vuelve claro que el Sr. Miyagi es un maestro del Karate y Daniel aprovecha la oportunidad para aprender de él.

Moraleja: Todos necesitamos mentores de los que aprender y siempre habrá alguien más talentoso o más experimentado que tú sin importar la profesión que ejerzas. Para poder encontrar un buen mentor, necesitarás convertirte en un buen estudiante.

Ningún mentor que se precie te querrá bajo su tutela si no escuchas (o contradices) todo lo que digan. Ellos han llegado a donde están por una razón. Saben de lo que están hablando. Se agradecido de que los tienes y asimila todo lo que puedas de ellos.

Conviértete en una esponja de su conocimiento y aplica sus buenos hábitos a tu rutina diaria. Olvida lo que crees que sabes acerca de lo que te están enseñando, y aprovecha al máximo su guía y consejos.

  1. No huyas de la adversidad, confía en ti mismo y mantén siempre una actitud positiva.

Escena de la Película: Bajo la tutela del Sr. Miyagi, Daniel se enfrenta a todo el Dojo de Cobra-Kai y a su tiránico sensei. Acuerdan enfrentarse en el próximo torneo de Karate para arreglar sus diferencias y también pactan una tregua para que Daniel pueda entrenar para la pelea.

Enseñanza: Debes enfrentar tus miedos para poder superarlos. Si estas huyendo constantemente de tus problemas, siempre estarás inconforme y nunca encontrarás la paz. La confianza surge de superar la adversidad. Una vez que conquistas un miedo, este pasa de ser un obstáculo a un escalón. Cuando tengas confianza serás positivo y el pensamiento positivo siempre te llevará a lograr grandes resultados.

  1. Nunca te rindas y, con frecuencia, aprenderás importantes lecciones sin saberlo.

La icónica escena de la película: “Encerar, Pulir.” Hay una escena que se desarrolla como otra de las tantas “sesiones de entrenamiento” (la cual se ve más como un castigo para la audiencia y para Daniel) donde él casi tira la toalla y deja de creer que su mentor esté entrenándolo.

Él olvida su humildad como estudiante y cuestiona los métodos de su maestro. Luego, se ve abochornado cuando el Sr. Miyagi le prueba que siempre estuvo entrenándolo, fortaleciendo sus brazos a la vez que le enseñaba como hacer una forma defensiva apropiadamente, uno de los elementos más básicos y esenciales del Karate.

Avergonzado, Daniel se da cuenta que necesita regresar a su entrenamiento y comprometerse de verdad en aprender.

Aprendizaje: Así como la repetición y el hábito son esenciales en un entrenamiento con pesas. Necesitas pulir tus habilidades con una fervorosa dedicación. No por nada la repetición es la madre del aprendizaje. Así como Daniel aprendió con cada movimiento de “Encerar y Pulir” debes aprender el valor de cada tarea que realizas en tu camino a completar un logro mayor.

  1. Los grandes logros requieren de disciplina y trabajo duro pero son muy gratificantes cuando son llevados a cabo éticamente hacia su completa realización.

Daniel se enfrentó a muchas adversidades, pero aun así salió victorioso, se enfrentó a sus problemas, los superó, se ganó el respeto de sus enemigos, se llevó el primer lugar del torneo de Karate y si, se quedó con la chica. Nunca se rindió ni dejo que lo abrumaran los obstáculos. En vez de eso, se convirtió en un ganador y superó todos sus conflictos.

Su recompensa final fue la paz, tanto interior como externa, (y una bonita novia), pero no fue fácil; Requirió pasar por mucho dolor y dedicar toneladas de tiempo y esfuerzo.

Lección final: Tienes que ver el final de lo que te propones. Piensa en la fábula de la tortuga y la liebre, que sirve como un ejemplo perfecto aquí. En las maratones debes saber cuándo correr y cuando trotar para poder llegar a la meta. Después de todo, la vida es una maratón.

Tendrás que alcanzar el equilibrio, pero también necesitarás esforzarte hasta al final para lograr tu propósito. ¿Cuántas veces has hecho una resolución de año nuevo y no la has cumplido? Se requiere disciplina, trabajo duro y fortaleza para poder lograr grandes cosas.

Estamos seguros que probablemente la mayoría de ustedes vieron hace mucho tiempo Karate Kid. Pero si no la has visto recientemente (y especialmente si tienes hijos ahora) te recomendamos que la veas nuevamente. Toma nota de estas y muchas otras lecciones del Sr. Miyagi que han logrado superar la barrera del tiempo y asegúrate aplicarlas a tu vida adulta. Luego, no dudes en enseñárselas a tus hijos o a los alumnos que estén bajo tu cuidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close