Cómo el karate beneficia a tu crecimiento personal

 

karatedocrecimiento-urawakaratedo

El karate es una disciplina que contribuye a que la persona mantenga una actitud positiva, y ello es una de las claves para tener éxito en la vida. Aunque muchas personas consideran que esto es un tipo de deporte que se puede practicar de manera extracurricular, lo cierto es que involucra mucho más.

El karate significa un estilo de vida. Es un tipo de arte marcial de origen japonés que logra fusionar el nivel físico con el mental, trayendo consigo una serie de beneficios, incluso a nivel psicomotor.

Uno de los objetivos que se logran con la práctica del karate es la educación, la socialización, así como una mejoría a nivel físico y mental.

Sin embargo, vale destacar un punto, y es que mientras que muchos deportes se enfocan en la competencia y el obtener un trofeo, este arte marcial se enfoca en el perfeccionamiento del ser humano y el autocontrol.

Las artes marciales fomentan el pensamiento antes de tomar acciones, es precisamente esto lo que permite tener un control sobre sí mismo y el que no se susciten conductas violentas.

Otra de las ventajas que ofrece el karate es que la persona que lo practica suelen tener disciplina, incluso a manera personal. Es decir, las personas realmente comprometidas con el karate también se comprometen con todas las actividades que inician y logran culminarlas.

Este tipo de característica es muy deseada, sobre todo por las personas que no logran cerrar ciclos, ni procesos de aprendizaje, sino que suelen empezar algunas tareas y dejarlas abandonadas.

Los movimientos que se realizan en el karate poseen coordinación y son conscientes, lo cual permite tener un mayor control sobre la respiración, y promover al mismo tiempo la motricidad y la plasticidad cerebral.

Quienes se dedican a este tipo de arte marcial generalmente poseen un dominio y control tanto de su cuerpo como de su emocionalidad.

Beneficios de la práctica del karate

  1. Durante la adolescencia, recibir clases de karate permite que el desarrollo biológico mejore, ya que mejora la capacidad de coordinación intramuscular.
  2. Contribuye al incremento de la fuerza a nivel muscular.
  3. Bienestar al realizar actividades de socialización en grupos divididos por edades y con características en común.
  4. Manejo de las emociones. Abandono de las conductas caracterizadas por la hostilidad.
  5. Mejora el desarrollo de la persona como ser integral.
  6. Permite tener una mejor autoestima.
  7. Es una actividad pacifica, es decir, lejana a conductas violentas.
  8. Ayuda a tener autocontrol.
  9. Incorpora técnicas de meditación, las cuales permiten alcanzar un mayor nivel de autoconocimiento.
  10. Se rige por altos principios morales, como por ejemplo ejercer la lealtad, la rectitud, la superación, el respeto y el manejo del carácter, evitando actos que sean violentos.

Existen muchos beneficios que aporta esta práctica, sin embargo, es necesario seleccionar un buen lugar para dedicarse a ello, esto significa que es necesario comprobar que realmente posee seriedad y profesionalismo el centro, respetando las verdaderas artes ancestrales, con un sensei que además se caracterice por una conducta virtuosa.

Además de los efectos positivos que hemos mencionado, vale resaltar lo que afirma la psicóloga infantil, María Isabel Guerrero –quien además tiene una especialidad es psicología clínica comportamental cognoscitiva-:
“Se ha demostrado que existe una relación inversa entre grado (color del cinturón) y ansiedad. Es decir, a mayor tiempo de práctica, menores niveles de agresión, hostilidad y emociones negativas como la rabia y el sentirse vulnerable ante una agresión o ataque. Igualmente, existe una correlación positiva entre el tiempo de práctica, la autoestima, el autocontrol, la independencia, la confianza en uno mismo y la empatía con los demás”.

También menciona que, en el caso de los niños que padecen de problemas de agresividad, practicar este tipo de arte marcial puede ser beneficioso en el sentido de que la energía que poseen pueden ser canalizada de mejor manera.

Cuando se trata de niños con problemas de timidez, esta práctica les permite tener mayor confianza y seguridad en ellos mismos, en la medida que se van comprometiendo con las clases.

La doctora Guerrero también sostiene que, pese a que las artes marciales pueden ser practicadas a partir de los cuatro años: “se recomiendan especialmente para niños con dificultades de atención, pues les servirá para seguir instrucciones, las cuales van aumentando en complejidad a lo largo de los niveles y para ampliar los tiempos de atención”.

Tal como hemos mencionado, los beneficios del karate son innumerables, no obstante, los padres deben investigar previamente sobre la escuela a la cual desean inscribir a sus hijos, sus orígenes, y con el tipo de maestros que estas poseen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close