10 consejos para escoger una escuela de karate para mi hijo

thai-boxing-297023_960_720

Seguramente cuando planeas inscribir a tu hijo o hija en una escuela de artes marciales te salen muchas preguntas a flote ¿es seguro? ,¿como sé que es de confianza?, ¿les pegan a los niños?, ¿es agresivo?, ¿que debo de buscar? …¿y si mejor buscamos otra actividad?.

Las artes marciales son para los niños y para las personas en general actividades que brindan grandes beneficios, pero si se ingresa a la escuela equivocada todo puede salir totalmente al revés. Este texto está dirigido para ti, quien no tiene idea alguna de que buscar en una escuela de artes marciales o de karate (particularmente), quizá sabes que quieres que tu hijo o hija aprenda artes marciales por razones válidas, pero de ahí en adelante no sabes por dónde empezar,bueno pues iniciemos:

  1. Las razones correctas:  Si quieres que tu hijo ingrese a una escuela de artes marciales por que sufre de acoso escolar o bullying, es importante que tengas presente que el karate, el tae kwon do o cualquier otra arte marcial no resolverá el problema de lleno, pero colaborará, lo ideal es darle el apoyo a tu hijo (a), reforzar su autoestima y tener mucha paciencia y constancia si decides inscribirlo a una escuela de artes marciales.
  2. Hay infinidad de artes marciales: Un problema común es desconocer que el karate do es un arte marcial de origen okinawense (Okinawa pertenece Japón) y que además del karate do, existen el tae kwon do de origen Coreano, el Aikido, el Judo, el Hapkido, el Jiu Jitsu, el Kung Fu (con sus diversas variantes). Dígamos que saber un poco de las artes marciales es de gran ayuda para que al llegar a la escuela a pedir informes no sea víctima de una estafa.
  3. El grado de los profesores: Al llegar a la escuela observará que los profesores son todos cinta negra (en el caso de karate do) si nota que lucen demasiado jovenes y sus cintas cuentan con muchísimas franjas blancas, plateadas o doradas, quizá no sea una escuela de fiar. Un cinta negra de una escuela honesta suele tardarse de 5 a 7 años en obtener su grado, posterior a ello se requiere de practica constante para conseguir grados subsecuentes (llamados DAN), digamos que un 5º dan en adelante suele significar tener mucho más que la mayoría de edad. Obviamente si ve que los profesores no son cinta negra es mejor salir de ahí.
  4. Observe una clase muestra: Pida quedarse a ver la clase, de manera silenciosa y respetusa, sin ingresar con zapatos al área de entrenamiento. Si ve algo que no se la hace normal, es probable que no lo sea. Por ejemplo: Que el profesor golpeé continuamente a los alumnos, que les grite sobajándolos, que los empuje o los insulte. Si observa algo de eso es mejor retirarse. Cuando los alumnos van incrementando su grado las exigencias van creciendo también, a veces se aplican barridas o derribes con los alumnos, a veces los alumnos permanecen en posiciones prolongadas como puños al piso, palmas al piso, seiza (hincados sobre sus talones) pero todo va de acuerdo al grado y a la edad.
  5. ¿Le cobran por todo?: Este es un punto delicado. Dígamos que vió la clase muestra y le gustó, los profesores lucen con experiencia y todos son cintas negras. Perooo ¡es extremadamente caro!, los pagos mensuales deben de ir de acuerdo con sus posibilidades y usted deberá de respetar el trabajo del profesor, quien cobra por su experiencia, realizando un pago mensual los 12 meses del año. Pero si le cobran desde un inicio por: maletas, equipos, uniformes, la botella de agua, la banda de la cabeza, etcétera. Es posible que sea mejor buscar otra opción. Obviamente el costo va de acuerdo a la zona, si la escuela está en un centro comercial o en locales comerciales este costo va a incrementar. Si la sensación que le da es más de negocio que de dojo es tiempo de seguir buscando.
  6. Las instalaciones: Es muy importante que verifique que el piso en dónde se entrena el arte marcial que su hijo (a) practicará sea el adecuado, si es de cemento pulido o loza sin recubrimiento alguno (algunos dojos utilizan pisos armables de goma) entonces olvídelo! Puede ser que el maestro o profesores tengan las mejores intenciones del mundo, pero es posible que su hijo se lesione si entrena en esas condiciones. Lo mejor es que el área de entrenamiento esté limpia, bien ventilada e iluminada, que huela bien y que no existan obstáculos con los cuales su hijo pueda golpearse por accidente.
  7. Los eventos: Muchas escuelas de karate do participan en torneos internos y externos, aunque no es una norma. Hay escuelas de karate tradicional que no participan en ningún torneo y hay escuelas que participan por lo menos en uno al mes. Hay que tomar en cuenta eso y preguntarle a la persona que nos dé los informes de la escuela. Como hablamos anteriormente, existen muchos tipos de karate, estilos digámoslo. El karate abierto es regido por normas (usualmente skill y/o nbl, pueden conocer más aquí) y el karate federado se rige por normas de la federación mundial de karate. Existen muchas otras variantes de karate, pero estas son las más frecuentes. Conocer eso es importante para los papás al momento de inscribir a sus hijos por qué, si es deseo del practicante ser un atleta de alto rendimiento en ambas opciones puede lograrlo, pero depende del enfoque de la escuela. Si el practicante sueña con ir a los juegos panamericanos u olímpicos debe de ingresar a una escuela que forme parte de la federación. No hay un peor o mejor karate, depende del enfoque y de los objetivos de cada quien, pero ¡ojo! si hay muchos que se hacen pasar por karatecas.
  8. Los alumnos dicen mucho: Si busca una escuela seria y de confianza observe como lucen los alumnos, ¿están bien limpios y arreglados? , los alumnos son el reflejo de la escuela, su uniforme pulcro, sin lenguaje soez,  sencillo, planchado y preferentemente blanco habla de lo que se predica. ¿Los alumnos tienen un lenguaje que le agrade?, ¿Los alumnos respetan su uniforme, las instalaciones y a sus compañeros?. Observe como interactúan entre ellos, eso le ayudará a decidir. Pregunte a las mamás y papás las dudas que tenga.
  9. La cercanía: Quizá, en tiempos presentes es cada día más díficil encontrar cosas cerca de casa. Las ciudades crecen hacia las periferias y las casas han quedado segregadas de los centros de las ciudades. Es por eso que es un gran punto a considerar que la escuela que elija esté cerca de su trabajo, su casa o la escuela de su hijo(a).
  10. La seguridad y el aparcamiento: Busque una escuela que tenga posibilidad para estacionarse, en un rumbo seguro para usted y su familia. Que su acceso sea rápido en auto u otro medio de transporte. Que éste iluminada y nada escondida.

Esperemos que esto les sea de ayuda para escoger una escuela de karate para su hijo(a)…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close