Cómo el karate beneficia a tu crecimiento personal

 

karatedocrecimiento-urawakaratedo

El karate es una disciplina que contribuye a que la persona mantenga una actitud positiva, y ello es una de las claves para tener éxito en la vida. Aunque muchas personas consideran que esto es un tipo de deporte que se puede practicar de manera extracurricular, lo cierto es que involucra mucho más.

El karate significa un estilo de vida. Es un tipo de arte marcial de origen japonés que logra fusionar el nivel físico con el mental, trayendo consigo una serie de beneficios, incluso a nivel psicomotor.

Uno de los objetivos que se logran con la práctica del karate es la educación, la socialización, así como una mejoría a nivel físico y mental.

Sin embargo, vale destacar un punto, y es que mientras que muchos deportes se enfocan en la competencia y el obtener un trofeo, este arte marcial se enfoca en el perfeccionamiento del ser humano y el autocontrol.

Las artes marciales fomentan el pensamiento antes de tomar acciones, es precisamente esto lo que permite tener un control sobre sí mismo y el que no se susciten conductas violentas.

Otra de las ventajas que ofrece el karate es que la persona que lo practica suelen tener disciplina, incluso a manera personal. Es decir, las personas realmente comprometidas con el karate también se comprometen con todas las actividades que inician y logran culminarlas.

Este tipo de característica es muy deseada, sobre todo por las personas que no logran cerrar ciclos, ni procesos de aprendizaje, sino que suelen empezar algunas tareas y dejarlas abandonadas.

Los movimientos que se realizan en el karate poseen coordinación y son conscientes, lo cual permite tener un mayor control sobre la respiración, y promover al mismo tiempo la motricidad y la plasticidad cerebral.

Quienes se dedican a este tipo de arte marcial generalmente poseen un dominio y control tanto de su cuerpo como de su emocionalidad.

Beneficios de la práctica del karate

  1. Durante la adolescencia, recibir clases de karate permite que el desarrollo biológico mejore, ya que mejora la capacidad de coordinación intramuscular.
  2. Contribuye al incremento de la fuerza a nivel muscular.
  3. Bienestar al realizar actividades de socialización en grupos divididos por edades y con características en común.
  4. Manejo de las emociones. Abandono de las conductas caracterizadas por la hostilidad.
  5. Mejora el desarrollo de la persona como ser integral.
  6. Permite tener una mejor autoestima.
  7. Es una actividad pacifica, es decir, lejana a conductas violentas.
  8. Ayuda a tener autocontrol.
  9. Incorpora técnicas de meditación, las cuales permiten alcanzar un mayor nivel de autoconocimiento.
  10. Se rige por altos principios morales, como por ejemplo ejercer la lealtad, la rectitud, la superación, el respeto y el manejo del carácter, evitando actos que sean violentos.

Existen muchos beneficios que aporta esta práctica, sin embargo, es necesario seleccionar un buen lugar para dedicarse a ello, esto significa que es necesario comprobar que realmente posee seriedad y profesionalismo el centro, respetando las verdaderas artes ancestrales, con un sensei que además se caracterice por una conducta virtuosa.

Además de los efectos positivos que hemos mencionado, vale resaltar lo que afirma la psicóloga infantil, María Isabel Guerrero –quien además tiene una especialidad es psicología clínica comportamental cognoscitiva-:
“Se ha demostrado que existe una relación inversa entre grado (color del cinturón) y ansiedad. Es decir, a mayor tiempo de práctica, menores niveles de agresión, hostilidad y emociones negativas como la rabia y el sentirse vulnerable ante una agresión o ataque. Igualmente, existe una correlación positiva entre el tiempo de práctica, la autoestima, el autocontrol, la independencia, la confianza en uno mismo y la empatía con los demás”.

También menciona que, en el caso de los niños que padecen de problemas de agresividad, practicar este tipo de arte marcial puede ser beneficioso en el sentido de que la energía que poseen pueden ser canalizada de mejor manera.

Cuando se trata de niños con problemas de timidez, esta práctica les permite tener mayor confianza y seguridad en ellos mismos, en la medida que se van comprometiendo con las clases.

La doctora Guerrero también sostiene que, pese a que las artes marciales pueden ser practicadas a partir de los cuatro años: “se recomiendan especialmente para niños con dificultades de atención, pues les servirá para seguir instrucciones, las cuales van aumentando en complejidad a lo largo de los niveles y para ampliar los tiempos de atención”.

Tal como hemos mencionado, los beneficios del karate son innumerables, no obstante, los padres deben investigar previamente sobre la escuela a la cual desean inscribir a sus hijos, sus orígenes, y con el tipo de maestros que estas poseen.

Anuncios

5 elementos esenciales de la autoconfianza

¿Deseas tener más autoconfianza?

Sabes lo que es mirar a tu alrededor y ver personas que aparentan tener toda la autoconfianza del mundo, mientras tú estás sufriendo silenciosamente dudando de ti mismo. Por supuesto, esas personas que ves probablemente te miran de una forma similar, escondiendo sus propias inseguridades y deseando tenerlo todo bajo control. Según los expertos, para alcanzar el éxito en nuestros objetivos es necesario desarrollar una gran confianza en nosotros mismos para superar los fracasos (https://gananci.com/estrategias-para-lograr-metas/).

autoconfianza

Sufrir en silencio con las propias inseguridades a menudo inspira objetivos de tener más confianza. Algo interesante es que la autoconfianza no es un logro. Es un resultado natural que se da bajo ciertas condiciones.

Los siguientes cinco elementos de la autoconfianza conducen a estas condiciones. Cuando estás en línea con estos principios, podrás ser más confiado. A continuación, veremos los 5 elementos esenciales de la autoconfianza natural:

  1. Conoce tus límites

Interesantemente, saber lo que no puedes hacer es un importante elemento en saber qué puedes hacer con la confianza. Imagina que eres psicólogo y recién empiezas a ejercer tu profesión, puede que tengas alguna inseguridad proveniente del pensamiento de que necesitas ser capaz de trabajar y curar a cualquiera con problemas psicológicos. Con el tiempo, te darás cuenta con qué tipo de personas trabajas mejor y a qué personas necesitas referirlas a otros especialistas.

Admitiendo que no puedes trabajar con cualquier persona puede aumentar tu confianza. Conseguirás que tu trabajo sea más satisfactorio y exitoso. ¿Tu falta de confianza es debido a que estás abarcando más de lo que puedes, o pretendes que sabes algo que en realidad no conoces?

  1. Conoce tus valores

Los valores son indicadores de lo que es importante para ti. Cuando conoces tus prioridades, puedes enfocarte en ellas y pasar de todo lo demás.

Cuando no tienes claro lo que es importante en tu vida, algo pasa que disminuye tu confianza, típicamente acudes a otros para determinar tu “agenda”. Esto naturalmente te pone una posición más baja. Debes reflexionar sobre ti mismo, tus pensamientos, creencias y valores para enfocarte en ellos y tener un panorama más claro.

  1. Consigue habilidades

La confianza usualmente está asociada a la competencia, como debe ser. Quieres que el piloto del avión en el que estás viajando sea confiado. Quieres que esa confianza se base concretamente en su nivel de habilidades. Si no tiene la habilidad para volar, debe carecer de confianza.

Y lo mismo va para tu vida. Cuando no tienes la habilidad, está bien carecer de confianza. Es posible carecer de confianza a pesar de tener un nivel apropiado de habilidad, por lo que la competencia siempre es un factor.

  1. Mira a los demás como personas

A menudo, nos sentimos inadecuados porque vemos a otros como “algo más” y a nosotros como “algo menos” en una comparación. Vemos a los demás teniendo todo en orden, bajo control, y no teniendo problemas como nosotros. Esto muy raras veces es verdad.

Mientras más pronto puedas conocer a alguien más allá de su persona pública, más pronto descubrirás una gran cantidad de problemas que son el sello distintivo de la condición humana. Todo el mundo tiene una cruz que cargar. Cuando te des cuenta de este hecho, serás mejor en ver a los demás como personas, todo estamos juntos en esto. Entender este hecho es un gran alivio y sucede para construir nuestra confianza social.

  1. Actúa

Cuando ya todo está dicho y hecho, solo necesitas ir por ello. La confianza se construye conforme vayas tomando acciones positivas y empieces a ver resultados positivos.

Toma estos elementos de la autoconfianza natural y medita en aquellos con los que te sientas mejor. Toma tu propio entendimiento de ellos a un nivel más profundo y mira crecer tu confianza.

Alinéate con los puntos mencionados arriba y siente tu autoconfianza llegando a su lugar.

Si te encuentras a ti mismo resistiendo el proceso de ganar una gran autoconfianza, aunque sepas lo que toma, puede que seas más propenso al autosabotaje.

El autosabotaje es un problema completamente diferente sobre el que deberías aprender, así como también podría ser la única cosa que se interpone en tu camino.

5 lecciones que puedes aprender de Karate Kid

unnamed-1“Primero aprender a caminar. Después, aprender a volar. Regla de naturaleza. No mía.” – Sr. Miyagi

Los niños de hace 30 años vieron por primera vez la película original Karate Kid y la convirtieron instantáneamente en un clásico. Y frases de la película (como la que encabeza este artículo) se volvieron icónicas. Si te gustan ese tipo de dichos llenos de sabiduría, te recomiendo que leas otras frases de superación personal inspiradoras en Gananci.

Durante Halloween y carnavales, muchos niños fans de la película se disfrazaron de ninjas y karatekas. Los jóvenes de esa generación se abalanzaron a los dojos de karate. Muchos de ellos crecieron para convertirse en los “sensei” que le enseñan a una nueva generación, el amor por las artes marciales. En fin, todo un fenómeno cultural.

Después de todo, las lecciones de la película no solamente provienen de la singular época en la que fue concebida, sino de las lecciones de este arte marcial milenario y por lo tanto pueden ser aplicadas por cualquier adulto o niño de esta época moderna:

  1. Nada que valga la pena obtener se logra con facilidad y algunas veces el camino que sigue tu vida no irá acorde a tus planes.

En la película, Daniel (el protagonista) queda marginado y sin amigos después de sufrir varias palizas por parte de los miembros de Cobra-Kai (los matones del pueblo).

Sin embargo, su voluntad permanece inquebrantable y es esa fortaleza lo que hacer que Ali (la chica linda que se convertirá en su interés romántico) se sienta atraída hacia él. Lo que él no sabe, es que es esta adversidad la que lo coloca en el camino hacia la grandeza del Karate y si, el eventualmente se queda con la chica.

Lección aprendida: algunas veces, la hora más obscura de nuestras vidas termina siendo una bendición. ¿Ulises se hubiera convertido en un gran héroe de la mitología Griega sin su Odisea? ¿Qué sería de Harry Potter sin Voldemort como su antagonista a vencer? ¿Dónde estaría Luke Skywalker sin la amenaza constante de Darth Vader?

Hay muchas cosas en nuestra vida que están fuera de nuestro control; por lo tanto estos caminos imprevistos pueden llevarnos a la grandeza si logramos superar las adversidades que se nos van presentando. Todo puede ser una suerte o una desgracia, depende de lo que venga después.

  1. Encuentra a un buen mentor y aprende de él con una mentalidad de humildad.

Durante una brutal golpiza a manos de los seis miembros de Cobra Kai, Daniel es salvado de manera inesperada por el Sr. Miyagi, que se deshace de los seis abusivos con mucha facilidad. Se vuelve claro que el Sr. Miyagi es un maestro del Karate y Daniel aprovecha la oportunidad para aprender de él.

Moraleja: Todos necesitamos mentores de los que aprender y siempre habrá alguien más talentoso o más experimentado que tú sin importar la profesión que ejerzas. Para poder encontrar un buen mentor, necesitarás convertirte en un buen estudiante.

Ningún mentor que se precie te querrá bajo su tutela si no escuchas (o contradices) todo lo que digan. Ellos han llegado a donde están por una razón. Saben de lo que están hablando. Se agradecido de que los tienes y asimila todo lo que puedas de ellos.

Conviértete en una esponja de su conocimiento y aplica sus buenos hábitos a tu rutina diaria. Olvida lo que crees que sabes acerca de lo que te están enseñando, y aprovecha al máximo su guía y consejos.

  1. No huyas de la adversidad, confía en ti mismo y mantén siempre una actitud positiva.

Escena de la Película: Bajo la tutela del Sr. Miyagi, Daniel se enfrenta a todo el Dojo de Cobra-Kai y a su tiránico sensei. Acuerdan enfrentarse en el próximo torneo de Karate para arreglar sus diferencias y también pactan una tregua para que Daniel pueda entrenar para la pelea.

Enseñanza: Debes enfrentar tus miedos para poder superarlos. Si estas huyendo constantemente de tus problemas, siempre estarás inconforme y nunca encontrarás la paz. La confianza surge de superar la adversidad. Una vez que conquistas un miedo, este pasa de ser un obstáculo a un escalón. Cuando tengas confianza serás positivo y el pensamiento positivo siempre te llevará a lograr grandes resultados.

  1. Nunca te rindas y, con frecuencia, aprenderás importantes lecciones sin saberlo.

La icónica escena de la película: “Encerar, Pulir.” Hay una escena que se desarrolla como otra de las tantas “sesiones de entrenamiento” (la cual se ve más como un castigo para la audiencia y para Daniel) donde él casi tira la toalla y deja de creer que su mentor esté entrenándolo.

Él olvida su humildad como estudiante y cuestiona los métodos de su maestro. Luego, se ve abochornado cuando el Sr. Miyagi le prueba que siempre estuvo entrenándolo, fortaleciendo sus brazos a la vez que le enseñaba como hacer una forma defensiva apropiadamente, uno de los elementos más básicos y esenciales del Karate.

Avergonzado, Daniel se da cuenta que necesita regresar a su entrenamiento y comprometerse de verdad en aprender.

Aprendizaje: Así como la repetición y el hábito son esenciales en un entrenamiento con pesas. Necesitas pulir tus habilidades con una fervorosa dedicación. No por nada la repetición es la madre del aprendizaje. Así como Daniel aprendió con cada movimiento de “Encerar y Pulir” debes aprender el valor de cada tarea que realizas en tu camino a completar un logro mayor.

  1. Los grandes logros requieren de disciplina y trabajo duro pero son muy gratificantes cuando son llevados a cabo éticamente hacia su completa realización.

Daniel se enfrentó a muchas adversidades, pero aun así salió victorioso, se enfrentó a sus problemas, los superó, se ganó el respeto de sus enemigos, se llevó el primer lugar del torneo de Karate y si, se quedó con la chica. Nunca se rindió ni dejo que lo abrumaran los obstáculos. En vez de eso, se convirtió en un ganador y superó todos sus conflictos.

Su recompensa final fue la paz, tanto interior como externa, (y una bonita novia), pero no fue fácil; Requirió pasar por mucho dolor y dedicar toneladas de tiempo y esfuerzo.

Lección final: Tienes que ver el final de lo que te propones. Piensa en la fábula de la tortuga y la liebre, que sirve como un ejemplo perfecto aquí. En las maratones debes saber cuándo correr y cuando trotar para poder llegar a la meta. Después de todo, la vida es una maratón.

Tendrás que alcanzar el equilibrio, pero también necesitarás esforzarte hasta al final para lograr tu propósito. ¿Cuántas veces has hecho una resolución de año nuevo y no la has cumplido? Se requiere disciplina, trabajo duro y fortaleza para poder lograr grandes cosas.

Estamos seguros que probablemente la mayoría de ustedes vieron hace mucho tiempo Karate Kid. Pero si no la has visto recientemente (y especialmente si tienes hijos ahora) te recomendamos que la veas nuevamente. Toma nota de estas y muchas otras lecciones del Sr. Miyagi que han logrado superar la barrera del tiempo y asegúrate aplicarlas a tu vida adulta. Luego, no dudes en enseñárselas a tus hijos o a los alumnos que estén bajo tu cuidado.

5 acciones que pueden dañar la creatividad de tu hijo

unnamed-1Es una triste realidad que algunas de las mejores mentes en el mundo sean limitadas a una corta edad, simplemente porque la sociedad las ha forzado a hacerlo.

Los padres no son los culpables de esto, ya que generalmente están haciendo lo que les dijeron o leyeron que era correcto. Sin embargo, algunas acciones que los padres toman respecto a la crianza de sus hijos, desafortunadamente, pueden hacerles más daño que bien.

Como dijo Paulo Coelho: “Todo el mundo tiene un potencial creativo, y desde el momento en que puedes expresar ese potencial, puedes comenzar a cambiar el mundo” ().

Como padres, debemos fomentar la expansión de la imaginación y creatividad de nuestros hijos. A continuación, veremos 5 acciones que algunos padres realizan y pueden estar dañando la creatividad de sus hijos.

  1. Dar recompensas extrínsecas

Bien, definitivamente es más fácil prometer un dulce o un juguete nuevo a tu niño si termina toda su tarea o practica piano por media hora. Pero haciendo eso, estás fomentando dos creencias nocivas dentro de su pequeña mente aún en crecimiento. La primera es que solo deben realizar algún trabajo si hay una recompensa; y la segunda, que lo que están haciendo en realidad es un “trabajo”.

Sabemos que la tarea no es lo más divertido del mundo, pero haciéndola bien hará que el aprendizaje sea más fácil. Si un niño asocia el tocar un instrumento con el trabajo duro, no se sentirá libre para ser creativo en lo que hace. En lugar de eso, recompensa su tarea bien hecha con una divertida pieza de música o un rompecabezas de matemáticas, algo que se relacione con su tarea. La recompensa tiene que ser relacionada con la habilidad que está desarrollando al hacer “la aburrida tarea”.

  1. Sobrecargarlos

En un esfuerzo para que los hijos sean expertos en algo, a menudo, los padres los inscriben en muchas cosas. Fútbol, karate, natación y clases de arte. Todo esto hará que conozcan de todo pero que sean expertos en nada. Usualmente, los niños llegan a sentir que “tienen que ir a la práctica de fútbol en la tarde”, en lugar de estar ansiosos por ir a hacer deporte. Al igual que los adultos que cada día “tienen que ir a trabajar” en lugar de estar ansiosos por hacer lo que más les gusta.

Muchas personas pueden funcionar así, pero en realidad son como robots. Las mentes más exitosas de la historia han hablado acerca de los beneficios de darse un respiro. Cuando la mente está libre de estrés y sin tener que seguir una rutina, puede reflexionar sobre los eventos del día y prepararse para el día siguiente. Sin un tiempo libre, los niños irán por la vida sin estar realmente preparados.

  1. Limitando sus decisiones

Por otra parte, darle a un niño muy pocas actividades o elecciones, también puede dañar su creatividad. De seguro muchos padres han experimentado esto: Le compras un juguete caro a tu hijo, que viene en una caja grande y horas después te das cuenta que tu niño está jugando con la caja. Probablemente no estés contento por ello, por el dinero que gastaste. Pero para el niño, eso no es solo una caja; puede ser una nave, un tren o una casa.

La lección aquí es que los niños ven el mundo de una forma diferente que los adultos, y forzándolos a tener nuestro reducido punto de vista, estaríamos matando su imaginación.

  1. Hacer que le teman al fracaso

Todos le temen al fracaso. Pero sin el fracaso, el éxito no se sentiría tan bien como en realidad se siente. Desafortunadamente, inculcamos a nuestros niños que el fracaso es el camino equivocado sin vuelta atrás. En realidad, el fracaso solo es una piedra en el camino hacia el éxito.

A menudo, encontrar la manera correcta de resolver un problema se trata de encontrar las maneras de cómo no resolverlo e ir cambiando el enfoque. Los niños necesitan entender que el fracaso es inevitable, pero es posible superarlo. La única forma de que en realidad fracasen es si dejan de intentarlo.

  1. Haciendo de todo una competencia

Incentivar la idea de que tienen que “vencer” a los demás, es mucha presión para un niño. Puedes darte cuenta de que incluso los deportistas más famosos no están obsesionados con ganarle al otro equipo; están enfocados en dar lo mejor de sí mismos y cuando lo hacen, terminan ganando el juego.

La única persona con la que un niño puede sentir como si tuviera que competir, es con él mismo. Debe encarar cada obstáculo con el objetivo de volverse mejor de lo que era el día anterior. Esto no solo permitirá que siga creciendo a diario, sino que también estará impresionado por sus progresos, en lugar de observar si es “mejor o “peor” que alguien.

Cómo estimular la autoestima en los niños

unnamed

El tema de la autoestima en los más chicos es algo que preocupa a todo padre, ya que es una línea delgada la que se debe caminar.

Si se les ayuda demasiado, no aprenderán por sí mismos, pero si no se les ayuda lo suficiente pueden generar problemas a futuro.

Para tener un panorama más claro, se presentan estos consejos para encontrar el equilibrio y criar hijos capaces y seguros, con una autoestima saludable.

Anima a los niños a probar algo nuevo. 

El arte, la música, los deportes, la danza, el campamento de verano o los clubs de la ciencia, todo aquello que los aleje de los dispositivos electrónicos por un buen tiempo, son una buena opción.

Trata de dirigirlos hacia algunas cosas en las que sabes que alcanzarán el éxito fácilmente, pero también que les permitirá elegir opciones que serán difíciles.

Es difícil predecir cómo se darán las nuevas aventuras. Algunos fracasarán inesperadamente, y lo que puede parecer un callejón sin salida podría ser el comienzo de una pasión sin fin.

Llevar a los niños al exterior para jugar conlleva una serie de beneficios que aumentan la autoestima.

El juego al aire libre fomenta la confianza porque cuanto más se arriesguen, más ​​capaces serán de superar temores. Además estas son ocasiones que les permiten que se puedan expresar al máximo, ya que al estar afuera los chicos pueden saltar cosas, girar en círculos y tienen más espacio para moverse.

Asimismo este tipo de actividades trae beneficios físicos, ya que se fortalecen sus músculos, mejora su equilibrio, les permite drenar energía y los recrea de forma sana.

Construye una relación segura con ellos

Demuéstrales amor todos los días; no importa si se trata de momentos de éxito, días ordinarios u ocasiones de frustraciones y fracasos. Independientemente de tu dirección, logros o decepciones, deja que tus hijos vean que siempre estarás allí para ayudarlos,  que estarás dispuesto a guiarlos a través del laberinto para alcanzar las metas que han elegido.

El apoyo incondicional de los padres provee a los niños una base sólida para comenzar. Se sienten con más confianza para explorar más libremente porque saben que si algo va mal, los padres estarán allí para ayudar.

Estimular esto les permite tener la autoestima necesaria para probar cosas nuevas porque sienten, “Bueno, si esto no sale bien, no todo estará mal”.

No corrijas sus errores

Si un niño está intentando encajar una pieza del rompecabezas donde sabes que no pertenece, resiste el impulso de mostrarle a dónde va.

Déjalo tener ese “momento de claridad” en el que dará con la solución por sí mismo, incluso si está frustrado después de algunos intentos fallidos. Todos estos son momentos de aprendizaje.

Reconoce y felicita a tus hijos sin excederte en alabanzas todo el tiempo. 

Cuando observas momentos de creatividad, talento y genio, celebra esos hitos, logros y mejoras, pero también reconoce fracasos e intentos que no les sale bien.

Ayúdalos a aprender de sus fracasos y que los vean simplemente como pasos del proceso en el camino hacia el éxito. La libertad de fallar es vital para el éxito.

Honrar y respetar las ideas, los conocimientos y las opiniones de los niños es muy importante.

Los niños de hoy en día tienen más conocimientos en algunas áreas que muchos de los adultos, por ejemplo en materia de tecnología. Esto es genial, así que lo puedes ver como una oportunidad para sentarte y dejar que sean tus maestros.

También los puedes incluir en los procesos de toma de decisiones familiares y las responsabilidades. Recordarles el poder que conlleva la responsabilidad  es una lección valiosa.

Excederse en cumplidos como “Eres el más inteligente, brillante, listo, apuesto” puede hacer que los niños duden de sí mismos cuando no puedan entender algo. Reconocer el trabajo duro que permite su éxito les ayudará a sentirse más capaces de asumir los retos futuros.

Los niños necesitan que se les brinde el espacio suficiente para que puedan creer en sí mismos, especialmente cuando surgen dificultades. Cuando resuelven los problemas por sí mismos, sin la ayuda de adultos sobreprotectores, se sienten más capacitados para hacerlo en el futuro.

Siempre es válido recordarles a los niños que “son más valiente de lo que creen, más fuerte de lo que parecen, y más inteligente de lo que piensan” (https://gananci.com/frases-de-autoestima/).

¿Qué es el Budo?

Retomado del libro: Historia y filosofía del karate

El budo no es un arte marcial en el sentido de la guerra. En otras palabras, el “Budo” no es un arte marcial en el sentido de herramienta para atacar o método para vencer en las competencias. Tampoco es un sistema de enseñanza para reforzar el cuerpo de todo que pueda emanar fuerza bruta del mismo o un sistema para lograr autosatisfacción. En un sentido original y verdadero, el “Budo” recalca el principio de la coexistencia armónica. Por consiguiente, su papel es meramente defensivo y tiene por fin despertar en los seres humanos la conciencia social, dotándolos de poder para eliminar los efectos malignos en la sociedad y para terminar y evitar los conflictos (Camps Mesenguer p.268).

Así que contrario a las creencias actuales, el Budo, no es el uso de armas. Bu significa parar una lanza y Do significa sendero o camino.  El significado de la palabra Budo es el modoso de suprimir la violencia o, más generalmente, promover la paz y la comprensión entre los rivales.

Bajo estas ideas es como funcionamos en Urawa Karate Do…te esperamos!

Fuente:

Camps Mesenguer, Hermenegildo (s/a). Historia y filosofía del karate. Barcelona

Curso de defensa personal femenina

¡Cuidado! Aún en estos tiempos mucha gente creé que puede aprender a defenderse con aprenderse unos movimientos que vio en algún sitio o peor, que alguien en pocas sesiones le puede enseñar como defenderse.

La realidad es sencilla y quizá algo frustrante para quien busca remedios mágicos. La defensa personal es algo que se adquiere con años de práctica y básicamente requiere de constancia y mucha paciencia.

Tan solo dar un golpe de puño lleva años de entrenamiento. Cualquiera puede pegar, cierto es. Pero lo que requiere un tsuki (golpe natural de puño) va mucho más allá de un golpe azaroso. La respiración correcta, el cerrar perfectamente el puño, la dureza de la piel en los nudillos, la precisión, la rapidez… en fin, son una serie de elementos los que se requieren para tener un buen golpe de puño. Ahora bien, si hablamos de poder realizar una proyección o derribe a un oponente, estamos hablando de mucho trabajo.

Artes marciales dedicadas en mayor parte a las proyecciones como el Aikido o el Judo, son el ejemplo de que la dedicación es necesaria para ejercer este tipo de defensa personal de excelente manera.

Los judocas son excelentes en derribes y proyecciones, los practicantes de tae kwon do tienen un pateo muy ágil y rápido. ¿La solución es entrenar artes marciales mixtas? …

Aprender de todo un poco tiene ventajas e inconvenientes. Y de acuerdo a la forma de ser de la mayoría de los mortales un inconveniente es la falta de constancia y disciplina en los entrenamientos. La comida yucateca es deliciosa, pero los tacos de chorizo y bistec muy del centro de la república mexicana son igualmente muy sabrosos, además de la birria de Guadalajara y la Machaca de Monterrey.  ¿Esto que tiene que ver con la defensa personal?  Pues el hecho de que cada comida tenga un encanto distinto no quiere decir que debamos de comer cochinilla pibil junto con machaca y birria ¿cierto?, nos enfermaríamos del estómago quizá, y muy probablemente no apreciaríamos todo el sabor de cada platillo.

Combinar de todo un poco tiene ventajas, claro que las tiene, pero en la realidad de una mujer caminando sola por la calle esas ventajas no suelen ser claras para ejercer una defensa persona adecuada. El tiempo que tardamos en hacer una defensa alta rápida y fuerte puede ser el mismo que el lograr un desequilibrio en Aikido. El tiempo que tardamos para perfeccionar cada movimiento de karate do es el tiempo que los arte marcialistas serios requieren para ejecutar los propios en sus disciplinas.

¿Entonces como aprender a defenderse?

La idea que poder dar un buen golpe o tirar a alguien que quiere perjudicarnos, ronda nuestra mente, ¿será que la sociedad se encuentra a la defensiva? La idea es poder tener la fuerza y las nociones necesarias para casos extremos, pero lo mejor es nunca utilizarlos. Y durante la practica del karate do y de otras artes marciales la no violencia es una constante.

Podré aprender a dar una patada veloz, fuerte y con tiempo seré excelente pateando, pero eso no significa que a la menor provocación golpeé al que me insultó en la calle o a quien anda hablando mal de mi.

Bajo estos conceptos hemos trabajando el la clase exclusiva para chicas en UKD…